La Arpista

La ArpistaToco el arpa desde el año 2001, aprendiendo de los manuales y en los talleres impartidos por Ann Heymann, Siobhán Armstrong, Javier Sainz y Paul Dooley.

Siempre quería tocar el arpa. Cuando comencé mi colaboración con el grupo de música céltica llamado Ould Land, mis sueños alcanzaron una forma más real. Desde que encontré, habiendo buscado en páginas Web de tiendas virtuales y de fabricantes, las arpas de cuerdas metálicas, me perdí. El sonido de las cuerdas metálicas de guitarra siempre me había gustado más, por lo tanto, decidí comprar un instrumento con este tipo de cuerdas. Gracias a la ayuda de Robert Parry, en el año 2001 me compré mi primera arpa – Shirka (Limerick Lap Harp de la empresa Musicmakers Kits), y tras ensamblarla por el luthier poznaniense Mirosław Baran, empecé a aprender a emitir sonidos con ella. Mi primer manual fue el libro de Ann Heymann “Gaelic Harpers First tunes”. A los tres años de mi trabajo individual con el libro, logré establecer contacto con la creadora de Historical Harp Society of Ireland – Siobhán Armstrong. El viaje a Irlanda me abrió perspectivas completamente nuevas: primero, un largo aprendizaje con Siobhán, después, la participación en la escuela de verano de arpa Scoil na Cláirseach en Kilkenny. Allí mis profesores fueron Siobhán Armstrong, Ann Heymann, Javier Sainz y Paul Dooley. Además, había enriquecido mi biblioteca privada adquiriendo el libro “Coupled hands for harpers”. Los conocimientos adquiridos en Kilkenny me permitieron elegir mi nueva arpa y en el año 2006, gracias a la ayuda de mis amigos, me puse en contacto con Leszek Pelc, quien, basándose en la traducción del libro “Harps of Irland and Highlands” de R.B. Armstrong, creó la cláirseach que reflejaba las dimensiones del Arpa de la Reina María expuesta en el museo de Edimburgo.

El aprendizaje de canto lo comencé, y lo continúo sin cesar, en el año 2001, bajo tutela de Donata Hoppel. Durante las clases trabajo con el repertorio clásico. En cambio, al cantar con el arpa, utilizo una forma intermedia entre la emisión clásica y la moderna, ya que las baladas irlandesas son muy exigentes en cuanto al alcance de la voz.

Actualmente, vivo en Poznań (Polonia) y doy conciertos tanto en mi país como en el extranjero.

Participé en la preparación de los espectáculos teatrales tales como “La historia de San Patricio” (Teatro “U Przyjaciół”) y “La historia de Irlanda escrita con la música y la danza” (proyecto de la Asociación Polaco-Irlandesa en Poznań).

Además de cantar y tocar el arpa, estudio en la Academia de Ciencias Agrícolas de Poznań. Me interesa la danza, la música, la halconería, la equitación y los juegos RPG.