El Arpa

Cláirseach es un instrumento musical presente en Irlanda y Escocia entre los siglos X y XIX. Presentada sobre el fondo azul, constituye el escudo de Irlanda.

La excepcionalidad de este instrumento deriva de una serie de características. Sobre todo, posee cuerdas metálicas (de latón y metales preciosos), lo cual  requiere una técnica de tocar distinta a las arpas clásicas,  que consiste en que las cuerdas  se tocan con la uña (a diferencia de las pulsadas con los dedos) y se baja el sonido mediante las yemas de los dedos, emitiendo una resonancia y armonía excepcional.

Igual que los arpistas mencionados en los documentos históricos, toco el arpa colocándola en mi brazo izquierdo (las arpas contemporáneas se las coloca en el brazo derecho); de esta manera  la mano izquierda produce la melodía y los ornamentos, mientras que la derecha acompaña tocando las cuerdas de bajo y ocasionalmente intercepta las notas de la melodía acentuadas.

Mi arpa también tiene reflejada la afinación histórica – posee dos cuerdas de un mismo sonido (na comhligue) que constituyen la frontera convencional entre las cuerdas de bajo del acompañamiento y las cuerdas de soprano de la melodía.

Actualmente, toco la Mairi – una réplica del Arpa de la Reina María de Edimburgo, hecha por Leszek Pelc.

Mi instrumento anterior, llamado Shirka, fue traído de los Estados Unidos y ensamblado por un luthier polaco de Poznań, Mirosław Baran

 

El Arpa